Inicio  •  El Campo  •  Descripciones Hoyos  •  Diseñador  •  Facilidades  •  Membresía   English

Este bello campo de 7,156 yardas par-72 se destaca por la unión del pasajismo golfístico con el entorno de bosque tropical y su flora nativa. De esta forma, magistralmente se logra un desafiante campo de impactante belleza visual.

Las salidas negras de campeonato son las más retadoras. Existe una diferencia de 936 yardas entre las salidas medias blancas (11-20 Hcp) y las salidas negras (scratch golfer) – las líneas de perspectivas son bien diferentes y no perdonan.

Algunos hoyos demandan gran precisión, juego corto de palos para evitar una puntuación alta y aún los otros que prometen birdie. Los greens son acertados para un campo tan joven y, como es el caso con campos en este ambiente, deberán ser más consistentes con el tiempo.

Si está de suerte con el poteo, podrá tener buena puntuación aquí. Si falla, necesitará dar un tiro derecho. Encontrará fairways que no perdonan. Sin embargo, en amplitud y alcance, este campo es un cementerio de bolas para el scatter golfer y lo será más según la flora del campo madure.

Por ejemplo, árboles bordean el Hoyo 6. Según crezcan, la visual desde la salida de este hoyo cambiará y la perspectiva para el tiro de acercamiento.

El esplendor de la flora tropical, cielos azules y las persistentes brisas del Mar Caribe, hacen de éste un gozo de campo para jugar. Golfistas de todos los niveles podrán disfrutar del juego ya que ofrece cinco tees de salidas de cada hoyo, trampas cuidadosamente creadas, y vistas que inspiran a cualquier jugador a dar su mejor palo.

Se deberá tener cuidado al jugar con las formaciones de roca coralina, especialmente en el Hoyo 9. El jardín de roca coralina del Hoyo 18 justo a la derecha junto al fairway es de consideración. Las fuertes y contínuas brisas que vienen del mar empujan hasta un tiro recto hacia la derecha.

Este hoyo final puede cambiar su puntuación. Incluso un fuerte golpe puede dejar en entredicho el segundo tiro ya que la línea directa al hoyo requerirá de precisión en el golpe largo sobre la esquina coralina, batallando una posible ventisca hasta cruzar sobre la franja protectora que marca el green más pequeño en su delantera.

Hay amplio espacio hacia la derecha y la parte trasera del green, lo que indica que Gary Player después de todo no tiene corazón de roca coralina. Este espacio alrededor del green es un aspecto que distingue todo el campo e invita a los jugadores a lograr esa puntuación y a seguir jugando.

Va a ser divertido ver como Guavaberry evoluciona, ya que definitivamente ha sido muy bien pensado por sus creadores.
» Eventos del Club Contacto Envíelo a un Amigo Política de Privacidad Prensa
English    
Se mantiene el derecho de autor para todas las fotos, diseños y contenido. ©2015 - Guavaberry Golf & Country Club
Todos los Derechos Reservados. Tel. Ofic. 27 Febrero (829)547-0000 / Juan Dolio (809)333-4653